jugar

Apuntes para un diccionario del mal chef

adobobo. Adobe soso, sin gracia.
cochina. Cocina roñosa. ¿Especializada en cerdo?
corré de cerdo. Plato hecho a las apuradas.
rabiol. Raviol con bronca. 
alcorñoqui. Ñoqui con gusto a corcho.
atroz. Arroz espantoso. 
tonta. Torta sin gusto.
tontilla. Tortilla desabrida.
che. Chef argentino confianzudo.
albobóndiga. Albóndiga poco apetitosa.
salame. Salame salame.
bajo. Ajo de mala calidad.
langustia. Langosta angustiante.
sindimento. Ausencia de condimento. 
millanesa. Milanesa no decimal.
jajamón. Jamón en broma.
gato. Liebre.

jugar

Ya que estamos

El post anterior (Rebusque) tiene un cierto aire conformista, ¿no es cierto? ¿Por qué limitarse a buscar imposibles dentro de la regularidad de las cosas? Mirando la lista, dan ganas de hacer unos pases de manos. Así, por ejemplo:

Buscarle la quinta arista a Confucio.
Buscarle el quinto jinete al chancho.
Buscarle la quinta estación al cuadrado.
Buscarle la quinta flecha al año.
Buscarle la quinta cuerda a una partida de truco.
Buscarle la quinta cavidad al cuadrado.
Buscarle el quinto jugador al teclado.
Buscarle el quinto dedo a Kafka.
Buscarle el quinto punto cardinal al cuatro.
Buscarle la quinta estrella a España.
Buscarle el quinto viaje a la baraja.
Buscarle el quinto elemento a la rosa de los vientos.
Buscarle el quinto as al corazón.
Buscarle el quinto brazo a Colón.
Buscarle el quinto evangelio a un torneo de tenis.
Buscarle la quinta operación fundamental a la Cruz del Sur.
Buscarle la quinta fuerza fundamental a la Novena de Beethoven.
Buscarle el quinto semifinalista a la Vía Láctea.
Buscarle el quinto idioma a La Biblia.
Buscarle el quinto libro al apocalipsis.
Buscarle el quinto movimiento a la Aritmética.
Buscarle la quinta novela a la antigüedad.

jugar

Rebusque

Cansado de buscarle la quinta pata al gato, propongo:

Buscarle la quinta arista al cuadrado.
Buscarle el quinto jinete al apocalipsis.
Buscarle la quinta estación al año.
Buscarle la quinta flecha al teclado.
Buscarle la quinta cuerda al cuatro.
Buscarle la quinta cavidad al corazón.
Buscarle el quinto jugador a una partida de truco.*
Buscarle el quinto dedo al chancho.
Buscarle el quinto punto cardinal a la rosa de los vientos.
Buscarle la quinta estrella a la Cruz del Sur.
Buscarle el quinto viaje a Colón.
Buscarle el quinto elemento a la antigüedad.
Buscarle el quinto as a la baraja.
Buscarle el quinto brazo a la Vía Láctea.
Buscarle el quinto evangelio a la Biblia.
Buscarle la quinta operación fundamental a la aritmética.
Buscarle la quinta fuerza fundamental a la física.
Buscarle el quinto semifinalista a un torneo de tenis.
Buscarle el quinto idioma a España.
Buscarle el quinto libro a Confucio.
Buscarle el quinto movimiento a la Novena de Beethoven.
Buscarle la quinta novela a Kafka.

Presto atención a otras búsquedas en los comentarios.


* Sé que hay partidas de seis. Las jugué. Pero el truco canónico se juega de a cuatro.

jugar

Palta rallada

A la mañana, la máscara baja. La cara, tan blanca, gana calma. Más atrás, la gata araña la manta hasta rasgarla. La farsa tan narrada jamás acaba. ¿Bastan las palabras? Nada, nada basta para apagar las llamas.

jugar

Trabalenguas

Decir en voz alta, con la mayor rapidez posible:

árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur (¡trata tarta trata tarta trata tarta trata tarta!) árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur (¡lámina animal Manila lámina animal Manila!) árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur (¡sapo paso cosa posa sopa saco caso capo paco!) árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur árbol albur …

Y así, la vida sigue.