Mis vinilos de los 60

Mis vinilos de los 60: Los Rolling Stones

Nunca tuve todos los discos de los Rolling Stones. Pero los que tuve, al menos, no los vendí para comprar ediciones peores como sí hice con los discos de los Beatles. Acá están, entonces.

 Podría ir en orden cronológico, pero me gusta más arrancar por Sus majestades satánicas (el título local de Their Satanic Majesties Request. La tapa no tenía nada que ver con la original. La música, nada que ver con los Rolling de siempre. Me encantó, al revés que a muchos. “She’s a Rainbow” fue canción favorita de mi madre durante añares.

 ¿Se puede ser más cool que en todas esas fotos?

El segundo disco de los Rolling Stones que se publicó en el Reino Unido (The Rolling Stones No. 2), con la foto de tapa cambiada.

El dorso traía un largo texto de Andrew Loog Oldham, rarísimo y por momentos difícil de descifrar en la traducción. Incluye la propuesta de pegarle a un ciego y robarle la billetera para conseguir plata; está al final de la primera columna, como se ve en la foto siguiente:

 La edición local de Aftermath.

Beggars Banquet en edición local. La tapa respeta la edición original. La otra tapa, la del baño, fue rechazada por la grabadora y solo apareció años más tarde. ¡Las veces que escuché este disco!

 A muchos discos les ponía mi nombre y la fecha en el borde del cartón, del lado de adentro.

Between the Buttons, con las canciones de la edición británica. La tapa quedó bastante destruida después de que les presté el disco a mis primos. De ahí viene el arreglo con cinta adhesiva.

 El aporte de mis primos al diseño de tapa. Cómo los odié en ese momento. Ahora me parece una ternura, algo que le da a este ejemplar del disco un toque especial.

 Acá venían publicando los discos como salían en el Reino Unido. Sin embargo, apareció esta recopilación hecha en los Estados Unidos, con canciones repetidas de otros lados. Fue una suerte, porque hay cosas que no aparecen en ninguna otra parte. Me encantaban sobre todo las canciones acústicas del lado 2.

 Por esa época la grabadora local tenía alguien que sabía traducir, a diferencia de lo que pasaba con los discos de los Beatles. “Indeciso” es una buena interpretación de “Sittin’ on the Fence”, que en un disco de los Beatles hubiera aparecido como “Sentado en la cerca”, “Sentándose en la cerca”, “Sentándose sobre la cerca”, o cualquier otra cosa peor.

 Y esto fue todo. Lo que sigue es un extra, ya no de los 60.

 Un par de décadas más tarde apareció en la Argentina esta edición de Their Satanic Majesties Request, con una tapa semejante a la original. Que faltara el efecto tridimensional no era raro: también en el Reino Unido salió así, cuando la tridimensionalidad se hacía demasiado cara. En toda la tapa los títulos estaban sin traducir. Pero en las etiquetas del disco… Ay, caramba. Ya verán.

 Títulos en inglés, al dorso.

Un problema, típico por estos lados, era la calidad de impresión (y del diseño agregado). Ver la diferencia entre el rectángulo blanco y lo que lo rodea.

 En las etiquetas, los títulos aparecieron traducidos. ¡Qué maravilla! “Sus majestades satánicos”. ¿Les habrá parecido que no correspondía poner “satánicas” porque eran hombres?

 No fue errata lo de “satánicos”, está igual en el lado 2.

Ah, los surcos. Los cambios de tonalidad. Los reflejos de la luz. Dame eso, Spotify.

Dejá un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.