Camilo Aldao

La escuela

Entre el 23 y el 26 de septiembre estuve en Camilo Aldao, Córdoba. Fui a visitar una escuela pública, el Instituto Provincial de Educación Media y Agrotécnica N° 151, “José Ignacio Urbizu”. Los alumnos de las profesoras de lengua Stella Benvenuti (que me invitó) y Patricia Abba leyeron libros míos.

6 1 Escuela edificio
La escuela tiene dos sedes. Esta es donde estuve, sobre la ruta 12, que también es la avenida principal del pueblo.
6 2 Escuela edificio 2
La otra sede, más grande, está a pocas cuadras de la anterior. Pero claro, todo está a pocas cuadras en Camilo Aldao, un pueblo de unos cinco mil habitantes.
6 3 recepción Por Ana María Di Yenno
Me recibieron como a una estrella de rock. Me moría de vergüenza. Los chicos formaron un pasillo por el que me hicieron pasar mientras me aplaudían, con música de fondo. Adelante, de espaldas, están Gabriela Marlene Nant, directora de la escuela, y Patricia Abba. Al fondo, de celeste, Stella Benvenuti. Del techo cuelgan representaciones de planetas de Vania, como los imaginaron los chicos de primer año. (Esta foto y las que siguen son de Ana María Di Yenno, que trabaja en la escuela.)
6 4 primero 2 Por Ana María Di Yenno
Hablando con chicas y chicos de primer año. Leyeron mi novela Vania y los planetas, y luego la reinterpretaron en dibujos y globos convertidos en planetas.
6 5 Vania Por Ana María Di Yenno
Algunos dibujos de chicas y chicos de primer año. Cuatro me los regalaron.
6 6 segundo
Hablando con chicas y chicos de segundo año, que leyeron mi novela Monstruos por el borde del mundo. También hicieron su reinterpretación, como se ve en la foto que sigue.
6 7 Por Ana María Di Yenno
Un genial cometroncos (uno de los monstruos que invaden el libro), hecho por una chica de segundo año.
6 8 firmando Brigitte Por Ana María Di Yenno
No tengo una buena foto de tercer año. Una pena. Acá estoy firmando un ejemplar de Quiero escapar de Brigitte, la novela que leyeron chicas y chicos de tercero.
6 9 Escuela
Parte del recibimiento maravilloso que me hicieron. A la palabra “Bienvenido” se suman las tapas de los tres libros que leyeron en la escuela y una foto (por Uri Gordon) que tomaron de mi blog.
6 10
Eso. Aplausos para chicas, chicos, docentes, toda la escuela que me hizo sentir tan bien.

 

Camilo Aldao

Rincones

Las fotos tienen epígrafes. Para leerlos (y ver las fotos más grandes), click en la primera. Así arranca el slide show.

Camilo Aldao

Las personas

4 1
Mis anfitriones en Camilo Aldao: Stella Benvenuti y su marido, Raúl Ferretti. Stella es profesora de Lengua en el Instituto Provincial de Educación Media y Agrotécnica (IPEMyA) N° 151, de ese pueblo. Cada año invita a un escritor, del que sus alumnos leen varios libros. Este año me tocó a mí.
4 2
Con el intendente municipal de Camilo Aldao, Carlos A. Carignano, “Cali”, y la directora del IPEMyA N° 151, Gabriela Marlene Nant. El intendente me dio ese ejemplar de El alma de Camilo Aldao, un libro sobre el pueblo del que ya escribiré por acá.
4 3
En el colegio, con Stella Benvenuti, Patricia Abba (profesora de Lengua) y Adriana Cavaglia (secretaria). (Foto por Ana María Di Yenno.)
4 4
En la Biblioteca Popular “Teresa B. de Lancestremere” de Camilo Aldao, con la bibliotecara, Carina Nardi.
4 5
Otra vez Stella, Raúl y ese enorme palo borracho de la plaza de Camilo Aldao.
Camilo Aldao

Los lugares

De vuelta en casa, con más tiempo, me puse a elegir fotos.

Estas resultaron de pasear por el pueblo de Camilo Aldao. La diferencia de luces y horas se debe a que son de dos días diferentes: el lunes 24 al atardecer me llevaron de paseo mis anfitriones, Stella Benvenuti y su marido, Raúl Ferretti; el martes 25 a la mañana salí a andar solo.

Click en la primera foto para ver el slide show. Algunas imágenes tienen descripción.

Camilo Aldao

La casa de Laiseca

Estoy en Camilo Aldao, provincia de Córdoba, invitado a charlar con los chicos del Instituto Provincial de Educación. Media y Agrotécnica (IPEMyA) N° 151. Por iniciativa de la profesora Stella Benvenuti, que viene invitando escritores desde hace años, los alumnos leyeron libros míos. Ya iré contando más. Por ahora, empecemos con esta foto en la que me atrevo a posar junto a la casa de la infancia de Alberto Laiseca, camilense de primera línea.

casa de laiseca
La casa de la infancia de Alberto Laiseca, en Camilo Aldao (Córdoba). Foto por Stella Benvenuti